En ISSBA somos una empresa especializada en el diseño y creación de señalética industrial. Nuestra calidad y excelencia en la atención nos distingue.

En esta oportunidad queremos compartirle en que consiste el código de colores para almacenamiento de productos químicos creado por JT Baker. Conocer el significado de estos códigos permite tomar las medidas de seguridad pertinentes cuando estamos frente a una señalización como esta.

Esta tabla indica, por medio de colores, diferentes características y niveles de peligrosidad de las sustancias químicas almacenadas:

Blanco: Corrosivo. Puede ser perjudicial para los ojos, membranas mucosas y la piel. Almacénese separado de productos químicos combustibles e inflamables.

Amarillo: Reactiva / oxidante. Puede reaccionar violentamente con el agua, aire u otros productos químicos. Almacénense separado de reactivos, combustibles e inflamables.

Rojo: Inflamable. Almacenar por separado sólo con otros productos químicos inflamables.

Azul: Tóxico. Entraña un riesgo para la salud si se ingiere, inhala o absorbe por la piel. Almacenar por separado en un área segura.

Verde: Reactivo. Presenta no más de un peligro moderado en cualquier categoría. Almacénese con productos químicos en general.

Gris: Utilizado por Fisher en vez de verde. Reactivo. Presenta no más de un peligro moderado en cualquier categoría. Almacénese con productos químicos en general.

Naranja: código de color obsoleto, sustituido por el verde. Reactivo. Presenta no más de un peligro moderado en cualquier categoría. Almacénese con productos químicos en general.

Rayas: Incompatible con otros reactivos del mismo código de color. Almacenar por separado.